Iglesia en Chihuahua como espectador de la lucha contra el aborto

La vocería de la iglesia en Chihuahua a través de su titular, Gustavo Sánchez Prieto, mostró al catolicismo de Chihuahua como espectador de la lucha de la sociedad en favor de la vida y la familia, al aclarar que “No fue una expresión religiosa, sino ciudadana”.

El mensaje inicia “con gusto y valentía, Chihuahua se expresó en favor de la vida y la familia, desafiando el clima y hasta la cierta neutralidad  del presidente electo”, al asegurar que fue una manifestación pacífica, respetuosa, al mismo tiempo que clara y sin ambigüedades.

No obstante la Iglesia reconoce que la defensa de la vida y la familia  es “una realidad que es fundamental para el presente y el futuro de la Patria y de la Iglesia.  No fue una expresión religiosa, sino ciudadana, en un México laico y democrático, consciente de que laicidad y democracia no es abandono o rechazo de la libertad religiosa de los ciudadanos”.

“Sin denigrar a nadie, sin discriminar a nadie, sin criminalizar a nadie, como una comunidad abierta a la vida, respetuosa de la vida, de todos”, agrega.

No obstante abordó con preocupación el tema de los migrantes al manifestarse en contra del “imperio del dinero, la voz del más fuerte la que prevalezca sobre el más débil. El mundo es nuestra casa común, la convivencia entre naciones nuestra riqueza y Dios es Padre para todos.  Llamados a vivir la fraternidad, al amparo maternal de María de Guadalupe. Tenemos mucho camino por recorrer”.

Por: Antonio Hernández

Notas recientes

Facebook
Comentarios