Piden quitar a Cuchillo Parado denominación de Cuna de la Revolución

El  Presidente Municipal suplente de Guerrero, Astolfo Ledezma Cano,  solicitó al Congreso del Estado acelerar el proceso de la mesa que fue instalada para dejar establecida la denominación “Cuna de la Revolución” propia de ese Municipio.

Aseguran que no hay respaldo histórico, para que declarara a Cuchillo Parado, como cuna de la revolución, “encabezados por Toribio Ortega, salieron del pueblo el 14 de noviembre. Pero allí no ocurrió ningún alzamiento. No se disparó ni un solo tiro”, señalan.

No obstante que el día 19 de noviembre encabezados por Albino Frías y Pascual Orozco Merino se insurreccionó en San Isidro, Guerrero, Chihuahua, un grupo de vecinos, quienes atacaron la casa de Joaquín Chávez, rico terrateniente y comerciante de la región. A este núcleo se le unieron muy pronto otros provenientes de los pueblos cercanos: Ranchos de Santiago, Pedernales, Santo Tomás, Namiquipa, Bachíniva, Basúchil, Matachic, Temósachic, Pachera y de Ciudad Guerrero, que pusieron sitio a la cabecera municipal.

Allí, el 6 de diciembre de 1910, se celebró una junta revolucionaria en la cual participaron también los llegados de San Andrés, pueblo más cercano a la capital del estado, entre los cuales estaba Francisco Villa.

La asamblea nombró como jefe de las armas a Pascual Orozco Vázquez, quien firmó ese día el primer manifiesto del movimiento armado nacional cerrándolo con el lema “Sufragio efectivo. No reelección”.  Este acto tiene un gran significado histórico porque la revolución emprendida por estos labradores, arrieros, mineros y pequeños comerciantes, se mostraba como una lucha organizada, portadora de ideales  transformadores, contra la injusticia y los privilegios.

Francisco I Madero, redactó incluso el previsto manifiesto dejando libres de todo compromiso a sus adherentes y luego se retiró a New Orleans hasta donde le llegaron las noticias de los sucesos en Chihuahua. Alentado por la llama que creció en el noroeste del estado, el líder resolvió ingresar al territorio nacional y dirigirse a esta zona del país tres meses después del alzamiento de San Isidro.

Por ello se solicita que se  declare como Cuna de la Revolución Mexicana al municipio de Guerrero y que de ser necesario se invite a historiadores para que corroboren la información presentada o de así considerarse se realicen foros con expertos para que se verifiquen los hechos históricos.

Por: Antonio Hernández

Notas recientes

Facebook
Comentarios