En México, 50% de diabéticos no ha sido diagnosticado

En la víspera del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra este 14 de noviembre, la oftalmóloga Ximena Mira Lorenzo recordó el grave riesgo de perder la vista que corren las personas que padecen esta enfermedad, quienes tienen un 25 por ciento más probabilidades de perder la visión.

Recordó que las personas diabéticas tienen una mayor dificultad para realizar la conversión de la glucosa que se tiene en la sangre en energía, lo cual provoca serios problemas en la salud, por lo cual deben someterse a revisiones periódicas de la vista.

Cabe mencionar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que el 2.6 por ciento de los casos de ceguera son consecuencia de la diabetes, padecimiento que afecta a casi 200 millones de personas en todo el mundo.

En nuestro país se estima que cerca del 50 por ciento de los diabéticos todavía no han sido diagnosticados con esta enfermedad, en tanto que de los poco más de 11 millones de diabéticos diagnosticados, uno de cada diez, al menos, en los siguientes 15 años con la enfermedad, sufrirá un deterioro grave de la visión.

La doctora Mira Lorenzo, oftalmóloga con alta especialidad en retina y vítreo, del Centro de Especialidades Oftalmológicas y Diabetes, refirió que tanto el envejecimiento poblacional, como la alta prevalencia de diabetes mellitus en los mexicanos incrementan la presencia de enfermedades que pueden conducir a ceguera y deficiencias visuales como la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), la catarata, el glaucoma, la retinopatía diabética y su complicación, el edema macular, principal causa de ceguera en los pacientes con diabetes mellitus.

Asimismo, señaló que la mayoría de los pacientes con diabetes, por falta de información subestiman la importancia que tiene un buen control en los niveles de glucosa y, en consecuencia, las complicaciones visuales que con el tiempo comenzarán a registrar, “de ahí la importancia de educar a todo paciente con diabetes respecto a la necesidad de acudir con el médico experto en enfermedades visuales, que es el oftalmólogo, tan pronto como haya sido diagnosticado”.

La retinopatía diabética puede llegar a etapas avanzadas como el edema macular diabético y es la principal causa de ceguera en la persona con diabetes, lo cual significa un potencial riesgo para los 11.5 millones de mexicanos adultos que hoy viven con diabetes.

Sostuvo además que la mayor parte de las veces las complicaciones del ojo se desarrollan sin síntomas en las etapas más tempranas, e incluso la visión podría no presentar alteraciones hasta que las complicaciones se agraven.

Ante ello, aseveró que “con un diagnóstico temprano y un tratamiento apropiado, la pérdida de visión de los pacientes con diabetes puede ser estabilizada e, inclusive, recuperada, permitiéndoles retomar su vida normal.

Aceptó que existe la posibilidad de que los síntomas no desaparezcan de manera total; sin embargo, en la actualidad, es posible observar una clara mejoría en la visión a través de innovadores tratamientos de aplicación intraocular llamados antiangiogénicos (Anti-VEGF) como Aflibercept o mediante cirugía. Por esto es tan importante realizar revisiones periódicas de la vista.

 

Crónica / CECILIA HIGUERA

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook

Encuesta

¿Aprovechó este Buen Fin para hacer sus compras navideñas?
Comentarios