La palabra de Dios da fruto de vida ahora que nos visita la violencia: Iglesia

El arzobispo Constancio Miranda  Weckman indicó que se debe revisar de manera particular lo accesible de nosotros como personas ante la palabra de Dios para ofrecer un terreno fértil que produzca fruto en el corazón, siendo estos de amor, de justicia, amor y de vida, al enfatizar  en el clima  de violencia que vive la entidad.

Comentó que dentro del mensaje de hoy se muestran los tipos de terrenos en donde cae la semilla y por ello el cuestionar cómo estamos nosotros como personas “cómo está nuestro terreno”, dijo al recordar  que unos granos cayeron en terreno pedregoso, otro entre espinas, otro en zona seca y finalmente en terreno fértil.

“La invitación que nos hace el señor ahora ara que nuestra vida cristina ante la acción salvadora  del señor se disponga convenientemente a realizar lo que escucha lo que él indica”, mencionó al destacar que la semilla es la palabra de Dios que  busca generar  fruto.

Indicó que la imagen del sembrador una se da cuenta de cuál es su papel, “se levanta temprano que se va a su campo y con la generosidad que lleva en sus manos, en su morral, en su depósito, en si tractor con la semilla comienza a trabajar”, al destacar que al igual es Jesús que busca la vida en abundancia.

Agregó que Jesús espera  como el sembrador la  palabra que va a dar vida hacia un fruto, pero es necesario poner atención en la semilla de un fruto de conversión, de paz, de justicia,  “aunque está muy chiquita la semilla da  fruto abundante”, acotó.

Por: Antonio Hernández

Notas recientes

Facebook
Comentarios