James Harden ya tiene el dinero, ahora quiere el título

James Harden no quiere irse de Houston, y está empeñado en traer otro campeonato de la NBA a la ciudad que el oriundo de California ahora considera como su hogar.

Y los Rockets están haciendo todo lo posible por mantener contento al jugador conocido como “La Barba”.

La evidencia más clara de esa voluntad del equipo se produjo hace una semana, cuando Houston le otorgó el contrato más lucrativo en la historia de la liga: una extensión de cuatro años que le garantiza $228 millones por las seis próximas temporadas.

“Sé dónde quiero retirarme y sé dónde quiero ganar un campeonato”, dijo Harden este sábado. “Todo va a suceder en Houston, y por eso estoy aquí para siempre”.

Desde que gestó el canje que llevó a Harden de Oklahoma City a Houston en 2012, el gerente general Daryl Morey decidió que el francotirador sería el pilar de su equipo. Por eso, le pareció que era lógico desembolsar el dinero que fuese necesario para que el jugador de 27 años no se convierta en agente libre hasta la temporada de 2022-23.

“Algunas decisiones son difíciles. Esta fue fácil”, dijo Morey. “Le hubiésemos dado más de haber podido hacerlo, pero esto era lo máximo que nos permitían”.

La extensión del contrato se firmó después que los Rockets consiguieron al estelar base Chris Paul en un canje con los Clippers el mes pasado, para juntar a Harden con otra superestrella en la búsqueda del primer título de la NBA de Houston desde los campeonatos consecutivos en 1994-95.

Harden acaba de tener la mejor temporada de su carrera jugando como base en el sistema del entrenador Mike D’Antoni, lo que genera dudas sobre la química que tendrá con Paul. Pero Harden no está preocupado al respecto.

“Creo que jamás se ha visto algo así”, dijo. “Dos jugadores que pueden crear (su propio tiro) y crear para otros, y hacer cosas con la pelota que nadie ha hecho desde la posición del uno (base) y de la posición de escolta. Será divertido, estoy emocionado por ser parte de esto”.

Harden terminó segundo en la votación al Jugador Más Valioso la temporada pasada detrás de Russell Westbrook, luego de terminar segundo en promedio de puntos (29.1) y primero en asistencias (11.2). Tuvo 22 partidos con doble dígito en puntos, rebotes y asistencias.

“He entrenado a muchos jugadores y he visto muchos partidos, y fue increíble verlo jugar todos los días”, comentó D’Antoni. “Ahora estoy emocionado por saber que estará aquí por mucho tiempo”.

Los Rockets fueron eliminados por San Antonio en las semifinales de la Conferencia del Oeste.

Por: Redacción2

Notas recientes

Facebook
Comentarios