Oposición critica estrategia de seguridad de AMLO tras asesinato de jesuitas

La noticia del asesinato de sacerdotes jesuitas en el pueblo de Cerocahui, Chihuahua, sacudió a la ciudadanía. El acto violento perpetrado este lunes movilizó los pronunciamientos en redes sociales de opositores y de religiosos como el Papa Francisco.

Además del asesinato a los dos jesuitas y un guía turístico a disparos de parte de una persona presuntamente vinculada con el crimen organizado, se ha criticado la estrategia de seguridad de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como la cifra de homicidios y feminicidios que ha consolidado en apenas cuatro años a su gestión como la más violenta, por encima de la del expresidente Felipe Calderón.

Además de los mensajes de indignación de diversos personajes opositores al gobierno de López Obrador, en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, legisladores ofrecieron diversos puntos de vista de por qué debe ser modificada la estrategia de seguridad mientras que los oficialistas reviraron señalando la tendencia violenta que arrastra el país desde sexenios anteriores.

Así se ha criticado a la 4T tras el asesinato de los sacerdotes.

El senador priista Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que “no hemos mejorado absolutamente nada y eso es lo que nos debe doler”, al señalar el asesinato como otro escándalo más en materia de seguridad.

También recordó el dicho de que en México “no hay masacres” y dijo que sin embargo han ocurrido diversos eventos violentos como fusilamientos colectivos, la liberación de Ovidio Guzmán para evitar un baño de sangre y otras situaciones con las que se reconoce la “derrota” de las autoridades frente al crimen organizado.

Kenia López Rabadán pidió junto a otros opositores terminar con la política de ‘abrazos no balazos’ debido al aumento en la tasa de homicidios y el hecho de que el país tuviera en mayo su mes con más asesinatos.

El panista Santiago Creel dijo que “los abrazos al crimen organizado no funcionan” y también mencionó que urgen resultados ante la situación de violencia que se vive en el país.

Nacional

Oposición critica estrategia de seguridad de AMLO tras asesinato de jesuitas

El número de homicidios en México no deja de incrementarse mientras que los legisladores se acusan mutuamente de la situación de violencia en el sexenio de AMLO.

La noticia del asesinato de sacerdotes jesuitas en el pueblo de Cerocahui, Chihuahua, sacudió a la ciudadanía. El acto violento perpetrado este lunes movilizó los pronunciamientos en redes sociales de opositores y de religiosos como el Papa Francisco.

Además del asesinato a los dos jesuitas y un guía turístico a disparos de parte de una persona presuntamente vinculada con el crimen organizado, se ha criticado la estrategia de seguridad de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como la cifra de homicidios y feminicidios que ha consolidado en apenas cuatro años a su gestión como la más violenta, por encima de la del expresidente Felipe Calderón.

Además de los mensajes de indignación de diversos personajes opositores al gobierno de López Obrador, en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, legisladores ofrecieron diversos puntos de vista de por qué debe ser modificada la estrategia de seguridad mientras que los oficialistas reviraron señalando la tendencia violenta que arrastra el país desde sexenios anteriores.

Así se ha criticado a la 4T tras el asesinato de los sacerdotes

El senador priista Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que “no hemos mejorado absolutamente nada y eso es lo que nos debe doler”, al señalar el asesinato como otro escándalo más en materia de seguridad.

También recordó el dicho de que en México “no hay masacres” y dijo que sin embargo han ocurrido diversos eventos violentos como fusilamientos colectivos, la liberación de Ovidio Guzmán para evitar un baño de sangre y otras situaciones con las que se reconoce la “derrota” de las autoridades frente al crimen organizado.

Kenia López Rabadán pidió junto a otros opositores terminar con la política de ‘abrazos no balazos’ debido al aumento en la tasa de homicidios y el hecho de que el país tuviera en mayo su mes con más asesinatos.

El panista Santiago Creel dijo que “los abrazos al crimen organizado no funcionan” y también mencionó que urgen resultados ante la situación de violencia que se vive en el país.

????¿Cómo va la violencia en el país? Asesinan a dos sacerdotes jesuitas dentro de un templo por auxiliar a una persona herida. El sexenio con más muertos en la historia reciente y aún le quedan 2 años. Los abrazos al crimen organizado no funcionaron. Urge golpe de timón. pic.twitter.com/UTu23JwVjd

— Santiago Creel (@SantiagoCreelM) June 21, 2022

El líder priista Alejandro Moreno también se pronunció en Twitter durante estos días, señalando que la violencia había “tocado la fe” de la ciudadanía.

La violencia en México ha tocado la fe de la ciudadanía. Es indignante el asesinato de dos Sacerdotes Jesuitas, la noche de ayer en Chihuahua, a manos del crimen organizado. Hace apenas un mes, en Zacatecas, un menor fue asesinado, también al interior de una Iglesia.

Ante las acusaciones de legisladores y figuras políticas opositoras, los representantes del oficialismo pidieron no sacar de contexto el asesinato de los sacerdotes con fines políticos, ya que, según ellos, hay tendencias que vienen de pasados sexenios.

El diputado Gerardo Fernández Noroña dijo en la Comisión Permanente que en México no hay desapariciones forzadas al recordar a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, también aseguró que no hay daños colaterales con civiles asesinados.

Noroña expresó que el discurso contra la política de abrazos no balazos era fruto de la perversidad y del sacar de contexto las cosas de parte de opositores.

En Twitter, Epigmenio Ibarra acusó que los sicarios como los de Chihuahua fueron formados desde el sexenio de Felipe Calderón.

Con información: El Financiero.com 

Por: Rocío Villalobos
Comentarios