Así es por dentro la “modesta casa” que compró en Houston la hija del secretario de AMLO

Una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dio a conocer que Carmelina Esquer, directora general de la filial Pemex Procurement International (PPI) en Houston, Texas, compró una residencia valuada en poco más de 400 mil dólares, es decir unos 8 millones de pesos en el exclusivo fraccionamiento Grand Oaks, a solo 15 minutos de la casa en la que vivía José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Sobre este reportaje, el presidente López Obrador salió a defender a la hija de su secretario particular, Alejandro Esquer Verdugo, y aunque reconoció que sí se llevó a cabo la compra del inmueble, justificó que se trata de una “casa modesta” y que los medios han hecho un escándalo con el tema.

“Ahora sale de una hija de Alejandro Esquer, como estoy aquí en su pueblo lo menciono, que es una gente de primera Alejandro. Es mi secretario particular, y su hija pues estudió y tiene un trabajo en Houston y compró una casa, un departamento, pero modesto, y un gran escándalo del periódico Reforma, de Junco” expresó el viernes en su conferencia mañanera.

El mandatario reprochó que se trata de un reportaje como el que difundió el periodista Carlos Loret de Mola “que dice lo de mi hijo; rentaba una casa la esposa y un escándalo tremendo” .

Carmelina es hija de Alejandro Esquer, quien se desempeña como secretario particular del presidente López Obrador, y llegó a la dirección de esta filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) aún cuando carece de experiencia en el sector petrolero, sin embargo, desde esta posición ha instrumentado contratos millonarios con empresas internacionales como Baker Hughes y Vitol, sin embargo, esta información no ha sido transparentada públicamente, señala Verónica Ayala, autora del reportaje.

La casa “modesta” en Houston

De acuerdo con la investigación de MCCI, Carmelina Esquer tiene un sueldo mensual de aproximadamente 300 mil pesos, y desde 2019 es directora general de Pemex Procurement International (PPI) en Houston, Texas, lo que le permitió adquirir esta residencia.

De acuerdo con los datos de la investigación, la casa de 868 metros cuadrados de construcción está situada en The Cove, una exclusiva sección del fraccionamiento Grand Oaks, al oeste de Houston y asolo 15 minutos de las nuevas oficinas de PPI.

La residencia tiene una fachada de ladrillo y piedra en tonos color café y beige, y en su interior cuenta con dos pisos en las que se distribuyen cuatro habitaciones, tres baños y medio, cocina abierta, estancia, cuarto de juegos y patio trasero. todo esto de acuerdo con la descripción de sitios de bienes raíces que ofrecen otras propiedades similares en la zona.

La casa se ubica en un tranquilo y privado desarrollo de reciente creación que cuenta con viviendas de estilos similares y amplias áreas verdes e incluso un lago artificial.

Los precios de residencias con características similares en esta zona van de los 350 mil a los 450 mil dólares, equivalente a unos 7 a 9 millones de pesos, indican los anuncios de compañías inmobiliarias que las ofrecen.

El 26 de febrero de 2019, meses antes del nombramiento de Carmelina Esquer como directora de PPI, el ejecutivo mexicano habló de la filial de Pemex en Houston: “Estamos limpiando esa empresa, porque es la que compra los combustibles, es la que tiene la venta, también, del petróleo en el extranjero, es una de las empresas más importantes, estratégicas. Se está limpiando de malos manejos”.

Con información de Infobae

Por: Redacción2
Comentarios