Recibe IEE capacitación en Interculturalidad Tarahumara

- Es importante adentrarse en la cosmovisión indígena y respetar sus tradiciones, afirmaron los expertos en el tema

Chihuahua.- En aras de dar continuidad a la profesionalización del personal de Instituto Estatal Electoral de Chihuahua (IEE) en materia de derechos humanos, se impartió el “Curso de Interculturalidad Indígena Tarahumara. Exposición de las categorías existenciales. Diversas interpretaciones de la cosmovisión indígena rarámuri”, a cargo del sacerdote Héctor Fernando Martínez, vicario general de la Diócesis Tarahumara, y por el profesor Miguel Ángel González, ex vocal ejecutivo de la Coordinación Estatal de la Tarahumara.

El conocimiento de la cosmovisión y la cultura de los pueblos originarios contribuye a un mejor entendimiento para garantizar y respetar sus derechos en general, y sus derechos político electorales, en particular, se destacó durante la capacitación. 

El curso abordó la realidad en la que viven las personas pertenecientes a la etnia rarámuri, la cual la mayoría de las veces no coincide con la realidad de los mestizos, esta última catalogada como materialista, explicó el padre Héctor Fernando Martínez.

Para el vicario general de la Diócesis Tarahumara, es de suma importancia entender la cosmovisión indígena rarámuri, ya que con ello podremos respetar su entorno y sus tradiciones.

Dijo que, para las personas pertenecientes a este pueblo originario del estado de Chihuahua, la naturaleza es muy importante y una de las cosas que más cuidan, en especial la Sierra Tarahumara, que ha sido su hogar desde hace mucho tiempo, incluso antes de la colonización por parte de España, país que puso sus reglas sin tomar en cuenta la opinión de los primeros pobladores de Chihuahua, puntualizó.

Entre tanto, el profesor Miguel Ángel González destacó que en materia indígena nunca se deja de aprender y siempre será primordial adentrase en su mundo y entender los puntos de vista que tienen sobre diferentes temas, ya que todas y todos compartimos el territorio chihuahuense.

Por: Mayra Carmona
Comentarios