El “Azul” fue ingresado al Altiplano, el mismo penal donde está el “Marro”

Adán Ochoa, alias el “Azul”, quien tenía el mando del Cártel de Santa Rosa de Lima fue vinculado a proceso por delincuencia organizada el domingo 25 de octubre, además fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social número uno de El Altiplano, en el Estado de México. Es el  mismo penal en el que también se encuentra  José Antonio Yépez Ortiz, el “Marro”, quien asumió el mando de la organización en el 2017.

La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo la vinculación a proceso de Adán Ochoa al señalar como presunto responsable de los delitos de portación de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, delitos contra la salud en la modalidad de posesión con fines de comercio y delincuencia organizada, de acuerdo con información de Milenio.

La audiencia que se realizó ayer en Guanajuato y la FGR presentó pruebas al Juez de Control, quien calificó como legal la detención, dictó auto de vinculación a proceso y ordenó prisión preventiva oficiosa e internamiento del detenido en El Altiplano.

En la audiencia también se le vinculó a proceso a Israel Arvizu, otro integrante del mismo cártel. Ambos los detuvieron el pasado 14 de octubre, en ese momento les aseguraron 239 gramos de metanfetamina y un arma de fuego.

Otra de las acusaciones en contra del Azul es por el homicidio de Jesús Tinajero, dirigente de Morena en Jerécuaro y ex candidato a la alcaldía de esa misma demarcación, quien apareció descuartizado en un punto de la carretera estatal Apaseo el Alto-Jerécuaro, el 8 de octubre pasado.

Tras la detención del Marro el 2 de agosto, Adán Ochoa tomó el mando del cártel de Santa Rosa de Lima y entre sus primeras acciones fueron mantener la estructura del grupo criminal y advertir que las personas que los traicionaran y se unieran al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) serían eliminadas.

Fue el 17 de agosto, dos semanas después de la detención del Marro, cuando una docena de civiles armados difundieron un video por redes sociales. “Guanajuato sigue siendo parte de Santa Rosa de Lima, todas nuestras células como aquí ven, seguimos y seguiremos trabajando en todo el estado de Guanajuato. No permitiremos el asentamiento del Cártel Jalisco Nueva Generación en ningún municipio del estado”, indicó la persona que se identificó como el “Comandante Azul”

Tanto el CJNG y el CSRL han mantenido una guerra en el último año. A esas disputas el gobierno atribuyó la masacre de 27 personas que se encontraban en un centro de rehabilitación para adictos a drogas en Irapuato, Guanajuato, a principios de julio.

Las autoridades identificaron al Azul en el 2019, dio a conocer Milenio,  tras el inicio del operativo Golpe de Timón y confirmaron en su momento que era una de los hombres de mayor confianza del “Marro”. Desde entonces estaba bajo la mira del gobierno, su casa fue cateada por elementos del Ejército pero no encontraron ni armas ni droga.

Y no había ninguna orden de aprehensión en su contra, por lo que quedó libre y, meses después tomó el mando del cártel.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Encuesta

¿Deben los ciudadanos elegir el candidato del PAN a la gubernatura y evitar el innecesario desgaste del partido por el pleito de grupos entre Maru Campos y Gustavo Madero?

Notas recientes

Facebook
Comentarios