Casos de COVID-19 en el mundo rompen la barrera de los 12 millones de personas enfermas: OMS

Los casos de COVID-19 en el mundo confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) superaron hoy la barrera de los 12 millones, mientras que los fallecidos ascendieron a 550,384, de acuerdo con los datos reportados al organismo con sede en Ginebra por las redes sanitarias nacionales.

El número de casos diarios volvió a superar los 200,000 en la última jornada, después de dos días en el que las nuevas infecciones parecían haberse frenado, aunque las muertes registradas cada 24 horas se mantienen estables en torno a 5,000 desde hace dos meses.

América es la región más afectada, con 6.2 millones de casos, seguida de lejos por Europa (2.8 millones), Medio Oriente (1.2 millones) y el sur y sureste asiático, que acaba de superar la barrera del millón de casos.

La lista de países más afectados se mantiene sin cambios, encabezada por Estados Unidos, con más de tres millones de casos, y con Brasil, la India, Rusia, Perú y Chile en las siguientes posiciones.

En la cuenta de fallecidos, sin embargo, destaca México en quinta posición, con más de 32.000 decesos, superada sólo por EU, Brasil, el Reino Unido e Italia.

El dato positivo lo da una vez más el creciente número de pacientes recuperados, que ya superan los 7.25 millones, según datos de las redes sanitarias nacionales que no recopila la OMS, y que suponen más del 60 % de los pacientes afectados en seis meses de pandemia.

Sólo un 1 % de los casos activos, es decir, unas 58,000 personas, se encuentran en estado grave o crítico.

Advierte la OMS sobre desconfinamientos apresurados en países como México

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy sobre la decisión de algunos países, como México y otros en América, de reabrir sus economías pese a mantener altas cifras diarias de contagios de COVID-19, y subrayó que ello puede tener muy negativas consecuencias para su salud pública.

"La reapertura a ciegas, sin tener en cuenta los datos, podrían llevar a situaciones que nadie quiere", señaló el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, al ser cuestionado por México, que ha iniciado medidas de desconfinamiento pese a reportar en jornadas recientes más de 6,000 nuevas infecciones.

El experto irlandés admitió que en muchos países las medidas de confinamiento han tenido duras consecuencias económicas para muchas familias "y entendemos totalmente la presión que sufren algunos gobiernos" pero recomendó buscar un equilibrio entre la contención del coronavirus y la reapertura de actividades.

"Reabrir en momentos de intensa transmisión comunitaria lleva a difíciles situaciones que pueden afectar a todo un país" y llevar al límite a su sistema sanitario, advirtió.

Los rebrotes aislados eran esperables pero hay que evitar que se agraven

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaron que los rebrotes aislados en países como España una vez levantados los confinamientos eran esperables, pero subrayaron que sistemas sanitarios y población deben redoblar su vigilancia y esfuerzos para evitar que aumenten su gravedad.

"Era algo que cabía esperar cuando terminaran las medidas de confinamiento, porque esta enfermedad aprovecha cualquier oportunidad para transmitirse", subrayó en rueda de prensa el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

"Puede en muchos casos tratarse de casos específicos, relativamente fáciles de aislar, pero preocupa que puedan evolucionar a focos de contagio más grandes, capaces de resurgir rápidamente", añadió el experto irlandés.

Ryan subrayó que en estos rebrotes las autoridades sanitarias deben aprovechar las herramientas construidas durante los momentos álgidos de la pandemia, tanto en el diagnóstico como el rastreo de casos y la cuarentena de los pacientes.

También pidió a la ciudadanía que colabore en la prevención de nuevos brotes con el mantenimiento de las medidas de higiene y distanciamiento físico, y portando mascarilla en los casos donde sea recomendable.

"Todos tienen que ser parte de la respuesta y deben jugar un papel, por ejemplo quedándose en casa si no se sienten bien", añadió la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove.

Ryan reconoció que es difícil "evitar segundos picos" de la enfermedad, pero que la colaboración entre ciudadanos y autoridades para la contención de estos rebrotes puede ayudar a evitar "un regreso a unos confinamientos totales que nadie quiere".

Tomado de Vanguardia

Con información de EFE

Por: Redacción2

Notas recientes

Facebook
Comentarios