Exceso equiparar defraudación fiscal con crimen organizado y narcotráfico: Coparmex

A pesar de todo el esfuerzo desplegado para convencer al Gobierno Federal, a los senadores y diputados, no fue posible hacerlos cambiar de parecer y modificar su propuesta de iniciativa que reforma de dos leyes y tres códigos federales para endurecer las sanciones contra quien cometa delitos en materia de defraudación fiscal, informó Reginaldo Esquer Félix, presidente al Comisión Fiscal de Coparmex

En rueda de prensa, Reginaldo Esquer Félix, señaló que de  nada o de muy poco sirvieron los comunicados, las reuniones y sesiones de trabajo, la participación del organismo patronal en los ejercicios de parlamento abierto para analizar las iniciativas que adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, de la Ley de Seguridad Nacional, del Código Nacional de Procedimientos Penales, del Código Fiscal de la Federación y del Código Penal Federal.  

"Hubo muchísimas voces del sector empresarial privado y profesional que intentaron convencer del grave daño que a nuestro juicio estas reformas provocan. Finalmente ayer con la aprobación de Morena y Movimiento Ciudadano en las Comisiones Unidas de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados se aprobó el proyecto previamente autorizado por la Cámara de Senadores para enviarse al pleno para su análisis y en su caso la aprobación hoy. Desde luego no esperamos ningún cambio de parecer", señaló Esquer Félix.

Apuntó que tanto la Academia Fiscal Mexicana como la Asociación Nacional de Abogados de Empresas como la Coparmex, entre otros, han insistido en apoyar y lo seguirán haciendo, iniciativas para combatir esquemas simulados de defraudación fiscal, toda vez que entienden que estas prácticas indebidas han afectado gravemente la recaudación en el país y generado una competencia inequitativa de los empresarios que contribuyen al empleo y pago de contribuciones mediante actividades lícitas.

Sin embargo, subrayó, también se coincide con diversos organismos de la sociedad y expertos fiscalistas que consideran un exceso equiparar la defraudación fiscal y equiparada como crimen organizado a nivel del narcotráfico, de la trata de personas y terrorismo en general.

"Expresamos nuestras consideraciones y preocupaciones para que la defraudación fiscal genérica y equiparada consistente en la omisión total o parcial en el pago de alguna contribución o la obtención de beneficio indebido con perjuicio de fisco federal mediante engaño o aprovechamientos, de ninguna manera debería ser considerada una amenaza a la seguridad nacional ya que aun y cuando puede afectar de manera considerable la recaudación de contribuciones, no pone en riesgo ni la estabilidad financiera ni económica del estado mexicano", expuso.

Explicó que la expedición o enajenación de comprobantes fiscales que amparan operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados son conductas tipificadas por el artículo 113 bis del Código fiscal de la Federación, y es el tipo penal que debería ser materia del proyecto de decreto en cuestión, no así los delitos de defraudación fiscal, ni defraudación fiscal equiparada previstos en los artículos 108 y 109 del Código Fiscal de la Federación.

El sector patronal y profesional, dijo, expresó constantemente y públicamente que considera innecesario y desproporcional la incorporación del tipo previsto en los artículos 108 y 109 al delito de delincuencia organizada ya que las conductas previstas previamente se encuentran correctamente legisladas en el Código Fiscal de la Federación, puesto que se puede sancionar a los autores, autores materiales, coautores, partícipes, cómplices, auxiliadores, inductores y encubridores, así como previsto la sanción por la práctica permanente reiterada, si el delito es continuado, la pena podría aumentarse a la mitad más.

Aunado a lo anterior con la entrada en vigor del Código Nacional de Procedimientos Penales, el Ministerio Público de la Federación puede realizar todos los actos de investigación necesarios para acreditar el delito tipificado en 113 bis del Código Fiscal de la Federación sin que se justifique la necesidad de aplicar técnicas especiales de investigación permitidas en la Ley Federal contra Delincuencia Organizada tales como operaciones encubiertas, inmovilización de cuentas y valores en el sistema financiero, intervención de comunicaciones y correspondencia.

"La Academia Mexicana de Derecho Fiscal, la Asociación Nacional de Abogados de Empresa y Coparmex, hemos planteado propuestas para investigar la expedición y enajenación de comprobantes fiscales que amparan operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados, conductas tipificadas en el 113 bis del Código Fiscal de la Federación.

En la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 16 de mayo de 2019, mediante la cual se tipifica como delito la expedición o enajeción de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados, señaló Esquer Félix que el organismo patronal propuso complementar el delito previsto en el 113 bis del Código Fiscal de la Federación para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pudiera cuantificar la reparación del daño integral a favor del fisco federal si el daño o perjuicio es cuantificable, por lo que es importante adicionar a este tipo penal el artículo 92 fracción I del Código Fiscal de la Federación y de tal forma la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tenga la facultad de cuantificar el daño o perjuicio al presentar su querella..

Lo anterior, dijo,  ya que aun y cuando dichos delitos no son resultado material se podría cuantificar el daño o perjuicio mediante el código fiscal correspondiente y tener derecho a de exigir la reparación del daño integral.

También se insistió, agregó, en que la defraudación fiscal genérica o equiparada previstos en los artículos ya mencionados no debería ser considerado una amenaza a la seguridad nacional toda vez que se trata de omisión de contribuciones, sin embargo de manera excepcional podrían acreditarse casos concretos de operaciones con recursos de procedencia ilícita cuya comisión sí ponga en riesgo la estabilidad financiera o económica del estado mexicano, pero cuyo caso sería como consecuencia de diverso delito normalmente acompañado de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

"Por lo anterior esta reforma será cuestionada sobre posible inconstitucionalidad al pretender que la defraudación fiscal y o la defraudación fiscal equiparada se consideran deiltos que atentan contra la seguridad nacional", apuntó.

Por: Claudia Valenzuela

Notas recientes

Facebook
Comentarios