Es Higuera primero, hombre de negocios

Antes de incursionar en el deporte en 2015, José Luis Higuera tuvo una fructífera trayectoria en el mundo de los negocios.

Nació en la Ciudad de México el 5 de marzo de 1970; estudió la licenciatura en actuaría en la Universidad Anáhuac y maestría en alta dirección en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE).

Fundó la empresa Pure Leasing -dedicada al arrendamiento y servicios financieros- y fue integrante de los consejos de administración de Actinver, Serfin, Heller Financial, Standard Bank y WestLB AG.

Conoció a Jorge Vergara en 2008, cuando el dueño de Omnilife buscaba construir el estadio, e Higuera fue factor importante para un crédito por varios millones de pesos para iniciar la obra.

Higuera buscó entrar al futbol como socio del Querétaro y después el Irapuato, en el Ascenso MX, y lo consiguió en 2014 cuando adquirió a los Coras de Tepic. Vergara lo apoyó con un convenio deportivo con las Chivas.

Cuando Vergara anunció su separación de Angélica Fuentes y su destitución como CEO de Omnilife, en abril de 2015, nombró a Higuera en su lugar.

Sin temor a la confrontación para resolver crisis o a llamar a las cosas por su nombre, se ganó detractores y una imagen de arrogante. Destacan su discurso informado y respuestas inteligentes.

Al contratar a futbolistas cotizados elevó su popularidad y se ganó apodo de "Tío" en redes sociales.

Sin embargo, su temperamento lo llevó a confrontar a sus críticos en los mismos canales y desgastar su imagen en momentos de crisis.

Dio la cara en los fracasos, pero el rechazo de la afición rojiblanca ya era elevado.

 

Ramón Estrada | Cancha

Por: Redacción

Encuesta

¿Aprueba usted que en nuestro país se tomen decisiones trascendentes sobre proyectos públicos "a mano alzada"?

Notas recientes

Facebook
Comentarios