Esperan salvadoreños garantías

Cd. de México (20 junio 2019).- El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se reunirá hoy en México con el Mandatario Andrés Manuel López Obrador para abordar, entre otras cosas, la crisis migratoria en Centroamérica.

Al respecto, organizaciones en defensa de los migrantes, emplazaron a Bukele a asegurar el respeto a los derechos de los salvadoreños que están en tránsito o que han tomado México como destino.

"Creemos que en esa agenda sería faltar el respeto a los migrantes de la región el no abordar las garantías de sus derechos humanos en territorio mexicano", indicó en entrevista Celia Medrano, directora regional de programas de Cristosal, organización regional de derechos humanos.

"Deseamos que se transparente el acuerdo logrado entre México y Estados Unidos que envuelve los intereses de los centroamericanos (...) porque es importante asegurar que los derechos de esos migrantes en tránsito -que buscan refugio, asilo, tanto en México como en Estados Unidos- se garanticen y se respeten", agregó, por su parte, Salvador Sanabria, presidente del Instituto Salvadoreño del Migrante.

A finales de mayo, el Presidente estadounidense, Donald Trump, amagó que impondría aranceles a partir del 10 de junio a las importaciones mexicanas si el País no hacía algo por detener el flujo de centroamericanos hacia territorio estadounidense, medida que fue bloqueada luego de que el Gobierno de López Obrador se comprometió, el 7 de junio, a detener en los próximos 45 días la migración irregular.

En ese sentido, los activistas dijeron que, en las negociaciones entre los vecinos del norte, los migrantes no deben ser considerados como moneda de cambio.

"Los intereses del Triángulo Norte, y en especial de la población afectada por el problema de la migración forzada, no están garantizados por nadie en esa negociación bilateral, ni por representantes de sus propios gobiernos ni por organismos internacionales que garanticen el tratamiento humano de este fenómeno, por lo tanto, esa negociación, verdaderamente tiene un carácter de exclusión", apuntó Sanabria.

"(Los migrantes) no deben ser negociados en el marco de un diálogo (...) en el que subyazcan prioritariamente intereses de carácter económico", señaló, por su parte, Medrano.

Ante el anuncio de que el Gobierno mexicano tiene previsto arrancar hoy el plan de desarrollo integral Sembrando Vida para disminuir la migración, los activistas esperan que el proyecto incluya los intereses de la región.

"Si se habla de un plan integral, el primer factor ahí tendría que apuntalar al tema de la seguridad pública en la región, especialmente la lucha contra el crimen organizado, que es lo que genera la inseguridad que orilla los desplazamientos", puntualizó Sanabria.

Mientras tanto, las organizaciones civiles permanecen a la espera del plan del Gobierno de Bukele para combatir la migración en su país.

De acuerdo con el informe "Señales de una crisis. Desplazamiento forzado interno en El Salvador, Guatemala y Honduras 2018" de Cristosal, hasta 2017, había 60 mil 272 solicitudes de asilo de salvadoreños en otros países.

 

Estefanía Escobar | Reforma

Por: Redacción

Encuesta

¿Aprueba usted que en nuestro país se tomen decisiones trascendentes sobre proyectos públicos "a mano alzada"?

Notas recientes

Facebook
Comentarios