El emporio farmacéutico a la sombra del Súper Delegado Lomelí

Valeria Durán y laura Sánchez | MCCI

Carlos Lomelí Bolaños, Súper Delegado de Morena en Jalisco, es el centro de una red farmacéutica conformada por nueve empresas dedicadas a la venta de medicamentos que han compartido los mismos socios, apoderados legales, representantes e incluso domicilio en Zapopan, Jalisco, a pesar de que el funcionario solo reconoce como propias cuatro de esas compañías.

Ese grupo farmacéutico ha vendido miles de millones de pesos en contratos gubernamentales en siete años (2012-2019). Tan solo una de esas compañías, Abastecedora de Insumos para la Salud, Abisalud, ganó, en lo que va de 2019, más de 164 millones de pesos, adjudicados por el Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Además, Abisalud firmó a finales de diciembre de 2018 un contrato más con otro gobierno surgido de Morena. Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz, le asignó directamente un contrato por 36 millones.

Al frente de Abisalud han estado José Hiram Torres Salcedo y Mario Vargas Lomelí, exsecretario y sobrino, respectivamente, de Carlos Lomelí.

Documentos públicos obtenidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revelan que, además de Abisalud, existen otras ocho empresas en las que han participado 11 familiares y colaboradores cercanos al Súper Delegado, mismas en las que han intercambiado puestos en los últimos años.

Estas son: Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran, Laboratorio Bioterra, Lo Vending Group, MC-Klinical, Proveedora de Insumos Hakeri y Grupo Quiropráctico del Bajío.

De las nueve compañías, las cuatro farmacéuticas que han sido reconocidas por el Súper Delegado Lomelí en su declaración 3de3, en el apartado de conflicto de interés, presentada en febrero pasado, son Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran y Laboratorio Bioterra. Sin embargo, en todas ellas colaboran las mismas personas que aparecen en las cinco empresas restantes, en donde el Súper Delegado no reconoce tener participación.

Esas personas son su exesposa, Lourdes del Socorro Abundis Valdepeña, y sus hijos Carlos, Karla Millaray y Lourdes Saraí Lomelí Abundis; su actual esposa Karina Lucía Navarro Pérez, y los tíos de ésta, Jorge y Francisco Ramón Pérez Estrada.

En la misma condición están operadores cercanos de Lomelí como José Hiram Torres Salcedo, quien fuera su secretario particular y candidato a la alcaldía de Zapopan por Morena en las elecciones de 2018, y Juan José Soltero Meza, excoordinador de la campaña a la gubernatura en Jalisco de Carlos Lomelí.

Según consta en registros públicos de Jalisco, Nayarit y Guanajuato, consultados por MCCI, en esta red, igualmente, participan Juan Carlos Tadeo Ramírez Martínez, quien además es esposo de la diputada estatal morenista Erika Pérez García, y Journey García Islas, amigo del Súper Delegado.

Actas del Registro Público de Comercio (RPC), obtenidas por MCCI, muestran que algunos de estos personajes han llegado a figurar en el mismo mes tanto en empresas que Lomelí reconoce como propias, como en aquellas con las que no reconoce relación alguna.

Por ejemplo, José Hiram Torres Salcedo, que fundó Abisalud; a la par que dirigía esta compañía, en marzo de 2012, también era comisario de Proveedora de Insumos Hakeri y del Corporativo Vigilando tu Salud (ésta última sí reconocida por Lomelí).

Extracto de las actas constitutivas donde se revela que José Hiram Torres Salcedo simultáneamente ocupó cargos en dos empresas, una declarada en la 3de3 Lomelí y en otra no reconocida por el Súper Delegado.

De la misma manera, Juan José Soltero Meza, excoordinador de la campaña a la gubernatura en Jalisco de Carlos Lomelí, fungió como representante legal de Corporativo Integral Vigilando Tu Salud y Abisalud, entre abril y junio de 2016.

Extracto de las actas constitutivas donde se revela que Juan José Soltero Meza simultáneamente ocupó cargos en dos empresas, una declarada en 3de3 de Lomelí y en otra no reconocida por el Súper Delegado.

Y Mario Vargas Lomelí, sobrino del Súper Delegado, fue apoderado legal de Abisalud y de Lomedic en diciembre de 2018.

Extracto de las actas constitutivas donde se revela que Mario Vargas Lomelí simultáneamente ocupó cargos en dos empresas, una declarada por Lomelí y en otra no reconocida por el Súper Delegado.

Contratos públicos de empresas de esta red han sido objeto de señalamientos en el Congreso de la Unión y de autoridades sanitarias como COFEPRIS, por vender a sobreprecios o distribuir medicamento falso, respectivamente. Además, en al menos una ocasión Abisalud y Lomedic, participaron en una misma licitación por un contrato de 85 millones de pesos.

Durante la campaña electoral a la gubernatura de Jalisco, en el año 2018, Lomelí Bolaños negó en reiteradas ocasiones estar relacionado con Abisalud, eso ante acusaciones de sus opositores.

“Es totalmente falso, eso no lo tengo que decir yo porque no es mi empresa, que vayan e investiguen y citen a la empresa y a las personas señaladas”, dijo el morenista en junio de 2018, en una de las veces en que fue cuestionado al respecto.

Sin embargo, además de establecer los vínculos entre sus socios y representantes, esta investigación encontró que varias de las farmacéuticas, reconocidas o no por Lomelí, comparten domicilio.

A partir de solicitudes a archivos públicos se documentó que el excandidato compró en 2008 una finca de 162 metros cuadrados, sin número, sobre la calle Chicle de la colonia El Colli; hoy ese inmueble está marcado con el número 205.

Actualmente en ese predio está construido un edificio. Según consta en los documentos consultados, para obtener un contrato con el IMSS, en 2014, y también para darse de alta ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), en 2015, Abisalud dio como su domicilio la calle Chicle y el número 205-1.

Por su parte, en junio de 2015, el Súper Delegado refirió como domicilio particular el número 205, interior dos, ante el mismo IMPI para registrar Lomedic, empresa que siempre ha reconocido como suya.

Además, la empresa MC-Klinical, fundada por su exesposa y actualmente representada por su hija Lourdes Lomelí, difundió en el padrón de proveedores de Zapopan, en diciembre de 2018, que su domicilio se encontraba también en la calle Chicle número 205, pero en este caso no especificaron algún interior.

En el mismo Registro Público de Jalisco se encontraron archivos en los que Lomelí aparece como dueño de otro lote localizado en el número 234 de la calle Chicle, justo frente a los domicilios de las empresas arriba mencionadas. En este segundo terreno se encuentran las oficinas de la empresa Lo Vending, manejada por sus hijos y fundada por él.

Los documentos del Registro de Jalisco muestran que en noviembre de 2017 Lomelí incorporó a un fideicomiso, manejado por BanRegio, dos lotes de su propiedad: predios que corresponden a los números 234 y 205 de la calle de Chicle.

MCCI encontró documentos del IMPI que demuestran que las direcciones de Abisalud-manejada por el exsecretario particular de Lomelí- y Lomedic-reconocida por el propio Lomelí-refieren como domicilio el número 205 de la calle Chicle, interiores 1 y 2 respectivamente. Por otra parte, documentos de un fideicomiso BanRegio indican que Lomelí inscribió dos lotes a su nombre el mismo 205 de la calle de Chicle y además el 234 donde están las otras compañías vinculadas a su primer círculo.

La carrera política de Carlos Lomelí Bolaños comenzó en septiembre de 2015 cuando fue elegido diputado federal por Movimiento Ciudadano, cargo que ocupó hasta el año 2018 cuando compitió por la gubernatura de Jalisco. Sin embargo, pasada la elección y tras resultar perdedor, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo nombró delegado de la Secretaría de Bienestar.

Aunque años atrás su perfil ya era público, luego de darse a conocer una acusación en su contra en Estados Unidos.

En el año 2008 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a una de sus empresas, Lomedic, por presuntos vínculos con el desaparecido cartel de los Amezcua Contreras, conocidos como Los Reyes de las Metanfetaminas; cuatro años después la eliminaron del listado. Nueve años más tarde, en 2017, la misma dependencia estadounidense ubicó a otra de sus compañías, Servicios Educativos y de Negocios, esta vez por estar presuntamente relacionada con la organización criminal operada por Raúl Flores Hernández, vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Hasta el cierre de este reportaje, el Departamento del Tesoro no ha hecho público ningún movimiento que indique que Servicios Educativos y de Negocios ha sido removida de la investigación estadounidense.

El viernes 17 de mayo MCCI buscó a Carlos Lomelí Bolaños para solicitar una entrevista. En su oficina del delegado dijeron que preferían que se les enviara un cuestionario. Al día siguiente se hizo lo propio, y al cierre de esta edición no había respondido.

El 8 de abril de 2018, durante la contienda por la gubernatura de Jalisco, el entonces candidato Carlos Lomelí Bolaños prometió poner nombre y apellido a los que se han enriquecido a costa de la salud del pueblo:

“Vamos a detener ese saqueo que estamos viviendo los sistemas de salud y vamos a darle cuentas a la gente de quién fue la persona y las personas que han usado el dinero de la salud del pueblo para enriquecerse y llevárselo a los bolsillos”.

Tras declarar esto, Carlos Lomelí fue ovacionado. La campaña siguió en medio de acusaciones al morenista de que estaba relacionado con Abisalud, situación que él siempre negó.

Un par de meses después perdería las elecciones, pero Andrés Manuel López Obrador lo nombró a inicios de diciembre de 2018 Delegado de la Secretaría de Bienestar Social en Jalisco.

Este puesto es conocido coloquialmente como Súper Delegado y, desde la perspectiva oficial, sirve para eliminar intermediarios en la entrega de programas sociales y concentra las funciones antes esparcidas entre varios servidores públicos.

Aunque oficialmente la funcion de Lomelí es agrupar la operación de programas de la Secretaria de Bienestar del Gobierno Federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido enfático en que éste cargo servirá para reducir la cantidad de delegaciones que antes existian en cada estado.

A la par que Lomelí comenzaba sus funciones con el Gobierno Federal, el 20 de diciembre de 2018, la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud firmaba su primer contrato con un gobierno morenista. Los Servicios de Salud de Veracruz, ya en la administración de Cuitláhuac García Jiménez, adjudicaron a la empresa Abisalud un contrato por 36 millones de pesos para la compra de medicamentos y material de curación.

Uno de los accionistas de esta empresa ha sido José Hiram Torres Salcedo, el exsecretario particular de Lomelí.

En la declaración 3de3 del Súper Delegado en Jalisco no hay referencia alguna de Abisalud, aunque esta compañía es una de las manejadas por el círculo cercano del funcionario.

Abisalud fue fundada en 2009 por José Hiram Torres Salcedo, exsecretario particular de Lomelí Bolaños. Y como apoderados legales de esa compañía han fungido Mario Vargas Lomelí, sobrino del político morenista, además de José Juan Soltero Meza, quien fue el coordinador de campaña de Lomelí cuando compitió por la gubernatura de Jalisco en las elecciones del año 2018.

En junio de 2018, José Hiram Torres afirmó que había vendido todas sus acciones de Abisalud desde el año 2015. Sin embargo, en el Portal del Registro Público de Comercio (RPC) no existe algún documento registrado de manera pública que acredite su salida de la empresa.

Estatus actual de Abisalud ante el RPC, donde José Hiram Torres sigue apareciendo como accionista.

Abisalud no es el único negocio farmacéutico en el que José Hiram Torres ha colaborado.

Además de haber trabajado como secretario particular del Súper Delegado, José Hiram también había sido representante legal en las empresas Corporativo Internacional Vigilando tu Salud y Lomedic. Estas distribuidoras de medicamentos están incluídas en la declaración 3de3 de Carlos Lomelí.

Además, Abisalud tiene a otros dos personajes cercanos al Súper Delegado en su directorio. Desde el año 2015 ha tenido como representante a Mario Vargas Lomelí, sobrino del funcionario federal.

Él siguió ocupando este cargo hasta febrero de 2019, según documentos obtenidos en el Registro Público de Comercio (RPC). Cinco de los ocho contratos que Abisalud ha conseguido en lo que va de 2019 fueron firmados mientras el sobrino de Carlos Lomelí seguía apareciendo en la empresa como representante.

Además de aparecer en Abisalud, Mario Vargas también fue representante en el año 2015 de la empresa Lomedic, la cual sí aparece en la declaración 3de3 de su tío.

José Juan Soltero Meza, quien fue coordinador de la campaña cuando Carlos Lomelí compitió por la gubernatura de Jalisco, también ha figurado como apoderado de Abisalud desde junio de 2016, según consta en las actas del RPC.

El último movimiento que Abisalud registró ante el RPC está fechado el 23 de enero de 2019 y acredita a Juan Carlos Tadeo Martínez Ramírez como apoderado de la empresa.

Juan Carlos Tadeo Martínez también ha sido apoderado legal de cuatro de las empresas en las que Carlos Lomelí Bolaños ha participado como accionista o representante: Corporativo Integral Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran, Laboratorio Bioterra y Lomedic, la empresa con la que el Súper Delegado inició su emporio farmacéutico en 1999.

Otros parientes políticos de Lomelí Bolaños que aparecen en Abisalud son los tíos de su actual pareja, Karina Lucía Navarro Pérez, cuyos nombres son Jorge y Francisco Ramón Pérez Estrada. Ellos fungieron como representantes de Abisalud durante el año 2015.

En una búsqueda hecha en las diferentes plataformas gubernamentales de compras públicas, MCCI encontró que la empresa Abisalud ha recibido al menos 150 contratos por 2 mil 188 millones de pesos, del año 2013 al 2019.

Cuando Carlos Lomelí desempeñaba el cargo de diputado federal por Movimiento Ciudadano (2015-2018), la empresa Abisalud obtuvo cinco contratos con distintas dependencias del estado de Jalisco, que suman más de 505 millones de pesos. Éstos fueron firmados en los años 2015 y 2017.

Esta empresa tiene registrado actualmente su domicilio fiscal en el primer piso de la avenida Tennyson número 17, en la colonia Polanco, Delegación Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.

Aunque ante el IMPI y el IMSS también ha señalado como dirección el número 205 de la calle Chicle, Parque Industrial El Colli, en Zapopan, Jalisco.Montos que obtuvieron las cinco empresas no reconocidas por Carlos Lomelí en los últimos siete años.

Montos que obtuvieron las cinco empresas no reconocidas por Carlos Lomelí en los últimos siete años.

Los contratos con gobiernos de Morena

En lo que va de la actual administración federal, Abastecedora de Insumos para la Salud ha sido favorecida con siete contratos públicos, sumando más de 164 millones de pesos en cinco meses.

Además, como ya se mecionó anteriormente, los Servicios de Salud del estado de Veracruz, encabezados por el gobernador morenista Cuitláhuac García, otorgaron el 20 de diciembre de 2018 un contrato por más de 36 millones de pesos a la empresa propiedad del exsecretario particular de Carlos Lomelí, José Hiram Torres Salcedo. El objeto de la contratación fue la compra de medicamentos y material de curación.

Este es el desglose de los contratos federales:

El 14 de enero de 2019 el Instituto Nacional de Pediatría (INP), que forma parte de la Secretaría de Salud, otorgó por adjudicación directa un contrato de 225 mil 200 pesos a Abastecedora de Insumos Para la Salud, por la compra de paracetamol.

Según la información pública transparentada en el portal COMPRANET, ese mismo día el INP le otorgó por adjudicación directa un contrato más, por 275 mil 800 pesos y el concepto de la compra fue la adquisición del mismo medicamento: paracetamol.

Cada una de las contrataciones fue registrada con los números de identificación 76-2019 y 77-2019.

El 23 de enero de 2019, el INP otorgó un tercer contrato por adjudicación directa a Abisalud. Éste correspondía a la compra de levetiracetam, un anticonvulsivo, por el que pagaron 449 mil 681 pesos.

Para el 4 de abril de 2019, el INP volvió a elegir a Abisalud por medio de adjudicación directa, para ser el encargado de surtir nuevamente levetiracetam, esta vez por un monto de 77 mil 88 pesos.

Además del Instituto Nacional de Pediatría, el Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas, también dependiente de la Secretaría de Salud, desde el primero de enero de 2019 ha otorgado contratos a Abisalud, por medicamento y material de curación.

El primer contrato lo firmó por adjudicación directa el primero de enero de 2019, por un monto de 25 mil 44 pesos.

Un par de meses después firmó dos contratos más, obtenidos a través de licitaciones públicas, ambos fechados el primero de abril de 2019.

En el portal de COMPRANET, estos contratos aparecen identificados con los números: E30-2019 y E68-2019 y suman un total de 138 millones 388 mil pesos.

Seis de las contrataciones de Abisalud en 2019 fueron otorgadas bajo la modalidad de adjudicación directa, es decir que no tuvieron competencia al momento de ser elegidos para surtir medicamento y materiales de curación al sector salud.

Las ocho adjudicaciones comerciales se dieron a estas empresas cuando Carlos Lomelí Bolaños ya ejercía su cargo en la administración Pública Federal.

Contratos obtenidos por Abisalud durante la actual administración federal por orden cronológico.

Contratos obtenidos por Abisalud durante la actual administración federal por orden cronológico.

Sobreprecio en los contratos y acusaciones

En 2018 la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó a la Fiscalía General del estado de Jalisco y a la Auditoría Superior del mismo estado, a investigar y en su caso sancionar al entonces candidato a la gubernatura de Morena a la gubernatura, Carlos Lomelí Bolaños, por su presunta participación en el desvío de recursos y la venta de medicamentos a sobreprecio al Instituto de Pensiones del Estado.

Según el grupo parlamentario del PAN, desde 2016 se logró documentar un fraude que involucraba un contrato por 501 millones de pesos asignados a Abisalud, correspondientes a la compra de 271 medicamentos. De ese catálogo, 31 productos se obtuvieron a un costo mayor del precio de referencia. El Congreso de la Unión vinculó a Carlos Lomelí con Abisalud.

Ésta no fue la única irregularidad que se detectó en el contrato. Según el diario Reforma, en noviembre de 2018 el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJAL) despachó en sus farmacias medicinas falsificadas que le distribuyó Abisalud.

Y es que la Comisión Nacional para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) determinó en la fecha mencionada que un lote del fármaco Aclasta, para osteoporosis, era falso.

Este no había sido el único señalamiento público sobre una probable relación entre Carlos Lomelí y Abisalud. Salvador Caro Cabrera, que en mayo de 2018 fungía como coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano en el Congreso del estado de Jalisco, también vinculó públicamente a Súper Delegado con esa farmacéutica.

El entonces candidato a gobernador de Jalisco respondió a las acusaciones y negó tener relación con Abisalud e incluso pidió que se investigara a las personas que conformaron la empresa.

Al respecto, MCCI encontró un contrato del año 2014 con número E400335 firmado entre el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Abisalud, en el que ésta proporciona para todos los efectos de ese acto jurídico la dirección calle Chicle 205-1 colonia Parque Industrial El Colli en Zapopan, Jalisco.

Contrato del IMSS firmado en 2014 entre Abisalud y la dependencia.

Ambas direcciones se ubican en el mismo predio.

Además de las observaciones hechas por el Congreso, durante esta investigación MCCI detectó un caso de sobre costo de Abisalud firmado con el Gobierno del Estado de México.

El contrato de más de 188 millones de pesos, que se firmó entre el gobierno del Estado de México y Abisalud en marzo de 2017, registraba la venta de varios productos médicos, entre ellos 2 mil 900 envases de 20 litros de alcohol desnaturalizado. Cada unidad se vendió en 918 pesos dando un total de 2 millones 664 mil pesos.

MCCI consultó a cuatro proveedores de alcohol al mayoreo, quienes cotizaron que actualmente el precio unitario de alcohol desnaturalizado, en esa misma presentación, cuesta entre 412 y 500 pesos. Es decir Abisalud lo habría vendido al gobierno del Estado de México al doble.

En esas mismas revisiones también se localizó un acta de fallo de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México con fecha del 23 de octubre del 2015, en la que compitieron entre sí Abisalud y Lomedic, empresa con la que inició su emporio farmacéutico Lomelí Bolaños.

Abastecedora de Insumos para la Salud resultó la ganadora con una propuesta de 85 millones 422 mil pesos.

En la información pública localizada en 150 contratos con Abisalud, firmados entre 2012 y 2019, se detectó que al menos 76 de ellos fueron otorgados por adjudicación directa, la suma de todos estos alcanza un total de mil 100 millones 164 mil pesos.

Entre las figuras gubernamentales que firmaron contratos con Abisalud aparecen el ISSSTE e IMSS Delegación Nayarit; el Instituto Nacional de Pediatría; IMSS Delegación Guanajuato, Jalisco y Chiapas; ISSSTE; el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades; el Instituto Nacional de Cardiología; las Secretarías de Salud de la Ciudad de México y Michoacán; el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias; el Hospital General de México; el Instituto de Pensiones de Jalisco; el Hospital Civil de Guadalajara; PEMEX, entre otros.

Lomelí y Abisalud coinciden en domicilio

MCCI realizó ante el Registro Público de la Propiedad en Jalisco una búsqueda de antecedentes registrales de la calle Chicle, en el Colli, Zapopan, en la que se localizó un “convenio de aportación de inmuebles en incremento del patrimonio de fideicomiso con reserva del derecho de reversión”.

Fotografía del predio de la calle chicle 234 y 284 en El Colli.

En este documento se explica que en septiembre de 2008, Carlos Lomelí y Karina Lucía Navarro adquirieron para su exclusiva propiedad una finca, en ese entonces sin número, de la calle Chicle, construida sobre el lote de terreno número 23, de la manzana siete, en El Colli II.

Los documentos, de los que MCCI tiene copia, señalan como cuenta predial de esta dirección el número 1133196133, con clave catastral 12014G472800230000.

Recibo predial de la calle Chicle 205 en Zapopan.

Si estos números son ingresados a la sección de pagos en línea del portal del Gobierno de Zapopan, la búsqueda arroja que el lote 23, manzana siete, actualmente corresponde al número 205 de la calle Chicle, en El Colli.

Fotografía del predio de la calle Chicle 205 tomada de Google Maps.

El 6 de octubre de 2014, la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), con la que el Súper Delegado de Jalisco ha negado tener alguna relación, proporcionó la dirección de calle Chicle 205 como propio.

Según una copia pública de un contrato firmado con el IMSS Delegación Nayarit en 2014, el representante legal de Abisalud pidió que el inmueble de la calle Chicle 205 (interior 1), colonia Parque Industrial El Colli quedara registrado como domicilio para efectos jurídicos de la empresa.

Este no es el único documento donde Abisalud proporcionó la propiedad de Lomelí como domicilio particular.

Según actas del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), al momento que se registró la marca Abisalud, el ya mencionado Juan Carlos Tadeo Martínez Ramírez, en su papel de apoderado, dio de alta el número 205 (interior 1) de la calle Chicle, en el Parque Industrial Colli, como domicilio oficial del establecimiento.

Además, cuando Carlos Lomelí registró ante el IMPI el logo y la marca de Grupo Lomedic, él -como apoderado de la empresa- proporcionó como domicilio particular el mismo edificio de la calle Chicle 205, añadiendo el interior 2.

Laboratorios Solfran, otra de las empresas declaradas por el Súper Delegado en su 3de3, también ha proporcionado ante el IMPI como domicilio propio el mismo edificio de la calle Chicle 205, en el Parque Industrial El Colli.

Recibo predial de la calle Chicle 234 en Zapopan.

En noviembre de 2017, Carlos Lomelí Bolaños ingresó Chicle 205 a un fideicomiso con el Banco Regional de Monterrey (BanRegio). En ese “convenio de aportación de inmuebles en incremento del patrimonio de fideicomiso con reserva del derecho de reversión”, Carlos Lomelí también aparece como dueño de otro lote, localizado en el número 234 de la calle Chicle, ubicado frente al predio marcado con el número 205, de la misma calle.

El terreno ubicado en el número 284 de la calle Chicle, en Zapopan, Jalisco, abarca una superficie de mil 216 metros cuadrados y estaba identificado anteriormente con el número 234 de la calle Industria Vinícola.

El terreno resguarda una nave industrial pintada de color café. Es justo en esta dirección donde oficialmente se encuentra la empresa Lomedic.

Según la información de contacto que aparece en su página de internet, la empresa emblema del Delegado está establecida sobre la calle Chicle 234, colonia Parque Industrial El Colli.

En el gráfico se observan las empresas establecidas sobre los dos terrenos adquiridos por Lomelí: el de la calle Chicle 284, también registrado como 234, y el número 205.

En el gráfico se observan las empresas establecidas sobre los dos terrenos adquiridos por Lomelí: el de la calle Chicle 284, también registrado como 234, y el número 205.

Más empresas y conexiones

Estas son las cuatro empresas restantes que Carlos Lomelí Bolaños jamás ha reconocido como propias, pero en las que también trabajan sus familiares y colaboradores más cercanos. De 2012 a 2018 éstas farmacéuticas también han obtenido contratos públicos.

La empresa Lo Vending fue constituida en septiembre de 2007 por Carlos Lomelí Bolaños y sus hijos, Carlos y Karla Millaray Lomelí Abundis. Sin embargo, en diciembre de 2008 el ahora Súper Delegado de Morena cedió el total de sus acciones a su hijo.

La farmacéutica quedó registrada en la calle Chicle 284, colonia Parque Industrial el Colli, en Zapopan Jalisco.

Lo Vending recibió un contrato en enero del 2018 de la Dirección de Salud de Jalisco por 18 mil 792 pesos.

Aunque Carlos Lomelí Bolaños dejó de aparecer como socio de esta compañía, sus dos hijos han sido representantes tanto de esta empresa como por las declaradas por su papá, que son: Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Medic Joint y Laboratorios Solfran.

MC-Klinical fue constituida en febrero de 2013 por los accionistas Lourdes del Socorro Abundis Valdepeña, madre de los tres primeros hijos de Carlos Lomelí, además de Mario Márquez Bueno y Miguel Francisco Contro Sotomayor.

La empresa se registró con el domicilio ubicado en calle Chicle 205, colonia Parque Industrial el Colli.

El 27 de febrero de 2017, Lourdes del Socorro Abundis Valdepeña le otorgó un poder general, judicial y para pleitos y cobranzas a la hija de Carlos Lomelí y de ella, Lourdes Saraí Lomeli Abundis.

MC-Klinical tiene contratos públicos desde noviembre del 2013 hasta octubre del 2016, por un monto de 21 millones 315 mil pesos, todos otorgados por Servicios de Salud de Nayarit durante la gestión del priista Roberto Sandoval.

El pasado 17 de mayo el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó al exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, de mantener vinculos con el Cartel Jalisco Nueva Generación.

De los 26 contratos públicos revisados por MCCI se detectó que 14 de ellos fueron adjudicaciones directas, lo que da un monto de 9 millones 449 mil pesos.

Proveedora de Insumos Hakeri

Montos que obtuvieron las cinco empresas no reconocidas por Carlos Lomelí desglosado por año.

Montos que obtuvieron las cinco empresas no reconocidas por Carlos Lomelí desglosado por año.

Proveedora de Insumos Hakeri fue constituida en abril de 2012 en Nayarit y registrada por la actual esposa de Lomelí Bolaños, Karina Lucía Navarro Pérez y Ricardo Ernesto Fletes Ortiz.

Su domicilio quedó constituido en la calle Puebla número 281, interior 102, colonia Tepic Centro, en Tepic Nayarit.

Según la asamblea registrada en octubre del 2015, la esposa de Carlos Lomelí Bolaños vendió el total de su participación accionaria en 45 mil pesos. Movimiento fechado en el Registro Público justo un mes después de que Carlos Lomelí Bolaños comenzara su cargo como diputado federal por Movimiento Ciudadano en el Congreso, en septiembre de 2015.

En sólo un año de actividad (febrero de 2012 a octubre de 2013) la empresa recibió un total de 12 millones 403 mil pesos. Diez de ellos otorgados por Servicios de Salud de Nayarit.

La esposa del “Súper Delegado” de Jalisco, además de haber fundado Proveedora de Insumos Hakeri ha tenido participación en las empresas Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran, Lomedic y Laboratorio Bioterra, las cuales sí están declaradas por Carlos Lomelí.

MCCI también localizó que una de las modalidades con las que Proveedora de Insumos Hakeri participó para ganar los contratos fue a través de la invitación a cuando menos tres personas, licitaciones que se realizaron en el año 2012 firmadas con los Servicios de Salud de Nayarit.

Sin embargo, en tres de esos procesos Hakeri compitió contra Lomedic -empresa que sí fue declarada por Lomelí-, Abisalud y Grupo Quiropráctico del Bajio, compañías que pertenecen a la red farmacéutica conformada por familiares y colaboradores cercanos al Delegado.

Grupo Quiropráctico del Bajío

Grupo Quiropráctico del Bajío (GQB) fue constituida en León, Guanajuato, en noviembre del 2011 por Luis Manuel Núñez Becerra y Alfredo González Mora. En esta empresa el sobrino de Carlos Lomelí, Mario Vargas Lomelí, figuró como apoderado legal hasta diciembre del 2018.

El 24 de marzo de 2017, Mario Vargas Lomelí firmó como representante de la empresa antes mencionada un contrato por 19 millones 742 mil pesos, con el Gobierno del Estado de México.

Mario Vargas Lomelí salió de la empresa unos meses antes de que su tío fuera nombrado Delegado.

Otra sobrina de Lomelí Bolaños, que aparece en Grupo Quiropráctico del Bajío es Martha Leticia Pérez Lomelí, ella fungió como apoderado legal hasta julio de 2017.

Además de los familiares de Lomelí, Juan Carlos Tadeo Martínez, esposo de la diputada morenista Erika Pérez García, fue nombrado apoderado de GQB el 22 de julio de 2015; él mismo también ha sido apoderado de Abisalud desde el 15 de octubre de 2009, empresa que ha recibido 2 mil 188 millones de pesos en contratos públicos.

Grupo Quiropráctico del Bajío ha sido favorecida con contratos públicos en la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, el gobierno de Nayarit, el Estado de México y el estado de Jalisco por 40 millones 895 mil pesos; esto desde noviembre de 2012 hasta marzo de 2017.

Durante esta investigación periodística se buscó al Súper Delegado, Carlos Lomelí Bolaños, para solicitar una entrevista. Sin embargo, la Coordinación General de Comunicación de la Delegación Jalisco del Gobierno de México, solicitó que se enviara un cuestionario. Así se hizo pero al cierre de edición no habían respondido.

Gobiernos que firmaron contratos en los últimos siete años con las cinco empresas no declaradas por Carlos Lomelí.Carlos Lomelí.

 

Por: Redacción

Encuesta

Con la decisión del IEE de someter a plebiscito los proyectos de alumbrado público en Juárez y Chihuahua ¿Cuál es su criterio al respecto?

Notas recientes

Facebook
Comentarios