Bolsonaro en el espejo de Trump

Río de Janeiro, Brasil (24 marzo 2019).- Jair Bolsonaro pronto fue bautizado como el 'Trump de los trópicos', y el apodo no pareció desagradarle, más bien al contrario.

Fan confeso de Donald Trump, el Presidente brasileño recibe como un elogio las comparaciones con su homólogo estadounidense, el primer líder mundial en felicitarle cuando ganó las elecciones en octubre del año pasado.

"Por primera vez en mucho tiempo, un Presidente brasileño que no es antiamericano llega a Washington. Es el principio de una alianza por la libertad y la prosperidad, como los brasileños siempre desearon. Brasil y EU juntos asustan a los defensores del atraso y de la tiranía alrededor del mundo. ¿Quién tiene miedo de asociarse con un país libre y próspero? Es lo que hemos venido a buscar", escribió el líder ultraderechista en sus redes sociales poco antes del esperado encuentro.

En la carrera por emular y agradar a Trump, Bolsonaro y su entorno han llegado a copiar el discurso antiinmigración -siendo Brasil un país emisor de emigrantes-, saliendo del Pacto por la Migración impulsado por la ONU y sumándose a la retórica trumpista.

Los inmigrantes brasileños ilegales son una "vergüenza" para Brasil, dijo uno de los hijos del Presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro, en la víspera del viaje a EU, adornado con una gorra con el lema 'Make Brasil Great Again (Hagamos a Brasil Grande Otra Vez).

Ya en territorio estadounidense, Bolsonaro mostró apoyo al muro de Trump en la frontera con México y dijo que la mayoría de inmigrantes no llega a EU con buenas intenciones. A su lado, evitó descartar apoyo a una posible intervención militar en Venezuela, diciendo que no podía revelar sus conversaciones con Trump por cuestión de "estrategia", contrariando una vez más a los militares del Gobierno, que no conciben ningún tipo de escenario bélico.

El "Trump tropical" se deshizo en elogios hacia el Trump real y afirmó rotundamente que Brasil apuesta por su reelección en 2020.

La devoción de Bolsonaro por EU ya era conocida por todos, pero para muchos analistas, Bolsonaro traspasó algunos límites en sus elogios.

"No se agarra a EU sino a la figura de Trump, este es el peligro. Y Trump no tiene una vida fácil, la sombra del 'impeachment' nunca dejó de planear sobre él. Si pierde la reelección habremos colocado todas las fichas en un presidente que se va", comentó a REFORMA Fernando Brâncoli, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ).

Los dos hicieron hincapié en los mucho que les une a nivel personal. Bolsonaro habló de Dios, la familia, la lucha contra la "ideología de género" y lo "políticamente correcto", repitiendo algunos de los mantras que le llevaron a la presidencia, y lo apostó todo a la buena fe de su nuevo mejor amigo.

Brasil ofreció concreciones: cedió a EU el uso de la base de lanzamiento de cohetes espaciales en Alcântara, acabó con la exigencia de visado para ciudadanos estadounidenses sin esperar reciprocidad y aceptó importar 750 mil toneladas de trigo importado con tasa cero y recibió promesas como respuesta.

EU prometió mandar técnicos para estudiar la posibilidad de importar carne brasileña y Trump se comprometió a apoyar la entrada de Brasil en la OCDE, el club de los países ricos.

Puso como condición que Brasil renuncie a los privilegios que su estatus de país emergente le da en la OMC, algo que Bolsonaro aceptó de buen grado. En el calor de los cumplidos mutuos, Trump llegó a decir que le gustaría ver a Brasil dentro de la OTAN, algo considerado inviable por la mayoría de analistas.

La comitiva de Bolsonaro regresó de Washington eufórica, mientras la oposición criticaba el entreguismo total a los intereses norteamericanos.

Para el profesor de política externa de la Pontificia Universidad Católica (PUC) de Río de Janeiro, Paulo Sérgio Wrobel, es pronto para sacar conclusiones.

"Sólo el tiempo dirá si adoptar esta posición tiene sentido o no. Está muy claro que la visita simboliza un realineamiento radical de las fuerzas políticas brasileñas. El Gobierno Bolsonaro identifica los intereses brasileños con los intereses americanos", explicó a REFORMA.

 

Joan Royo | Reforma

Por: Redacción

Encuesta

Cuando tiene oportunidad de salir a vacacionar ¿Cuál es su tipo de destino preferido?

Notas recientes

Facebook
Comentarios