Toma NY estafeta al indagar a Trump

The NYT News Service

Washington DC, Estados Unidos (24 marzo 2019).- La investigación de Robert Mueller ha concluido, pero los problemas legales de Donald Trump perduran.

Pese a que el Fiscal especial entregó el viernes un reporte final al Departamento de Justicia en el que no recomienda nuevas imputaciones, fiscales federales y estatales, especialmente en Nueva York, llevan a cabo cerca de una docena de indagatorias que iniciaron a raíz de los hallazgos de Mueller.

La mayoría de estas investigaciones se centran en Trump o en su negocio familiar y asociados, de acuerdo con fuentes cercanas a las pesquisas.

Éstas están dirigidas por fiscales desde Los Ángeles hasta Brooklyn, y la mitad de ellas se están fraguando en Manhattan.

A diferencia de Mueller, cuya labor estaba mayoritariamente centrada en los posibles nexos entre la campaña presidencial de Trump y el Gobierno ruso, los investigadores federales y estatales no cuentan con estas limitaciones. Esto ha permitido, con el apoyo del FBI, indagar toda la órbita del Presidente, incluyendo la Organización Trump.

Algunas de las pesquisas de la oficina de Manhattan, conocida como el Distrito Sur de Nueva York, surgieron del caso contra Michael Cohen, el ex abogado personal del Mandatario, el cual fue entregado a los fiscales federales por parte del equipo de Mueller a principios de 2018.

Desde que Cohen se declaró culpable hace meses de comprar el silencio de mujeres que supuestamente habían tenido encuentros sexuales con Trump, los investigadores han buscado profundizar en el rol que la Organización Trump y sus ejecutivos, incluyendo su jefe de finanzas, podría haber tenido en la trama.

A estas alturas, resulta difícil preveer si alguna figura del imperio empresarial de Trump será imputado. Algunas de las indagatorias se centra en infracciones que podrían ser demasiado antiguas para ser castigadas. Sin embargo, el peso de esta docena de investigaciones no debe ser subestimado.

"Es importante recordar que casi todo lo que Donald Trump hizo involucra al Distrito Sur de Nueva York", afirmó John Martin Jr., un juez federal jubilado que fue el fiscal del distrito en los años 80.

"Dirigió sus negocios desde el Distrito Sur. Dirigió su campaña desde el Distrito Sur. Volvía a Nueva York cada noche", agregó.

Por otra parte, expertos señalaban ayer que el poco característico silencio de Trump tras la entrega del informe apunta a que el desenlace de las pesquisas podrían afectarle de alguna manera.

"Si el informe de Mueller no hubiera encontrado ninguna conspiración con Rusia, Trump ya estaría publicando una tormenta de tuits al respecto y el informe completo se publicaría hoy para respaldarlo. En lugar de eso, tenemos un silencio 'nixoniano'", observó Richard Painter, antiguo director de la división de Ética de la Casa Blanca y profesor de la Universidad de Minesota.

Está por ver si la investigación del Fiscal especial determina que Trump obstruyó a la justicia al despedir al ex director del FBI, James Comey, quien dirigía entonces las pesquisas sobre la trama rusa.

Exigen mantenerlo a oscuras

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, pidió ayer al Departamento de Justicia que no informe al Presidente Donald Trump antes que al Congreso sobre los hallazgos de la investigación de Robert Mueller.

"(El Fiscal General William) Barr no debe dar al Presidente Trump, a sus abogados o a su personal ningún 'anticipo' de los hallazgos o pruebas", apuntó Schumer en Twitter.

"No se debe permitir que la Casa Blanca interfiera en las decisiones sobre qué partes de esos hallazgos o pruebas se hacen públicas", agregó.

Por: Redacción

Notas recientes

Facebook
Comentarios